jueves, 5 de julio de 2012

Buttermilk casera


Cuando decidí hacer el bizcocho del Red Velvet Cake me ví en la necesidad de saber mas sobre el Buttermilk ya que es parte de la receta.

Lo venden hecho ya y muchas blogueras lo hacen echando unas gotas de limón a la leche, 
lo dejan reposar y ya está listo.

Yo quise ir un poco mas allá y buceando por internet me encontré 
con una explicación sencilla de como hacerlo si se tiene TH que es poner la nata a montar
 y cuando se corta, queda la mantequilla por un lado y el suero 
o Buttermilk por otro.

La foto no es muy buena pero es la única que tengo.


Yo la probé y no me sabe tan amarga como dicen que debe saber pero claro,
que sabré yo. A lo mejor la original si que sabe amarga.

Aporta esponjosidad y mejora el sabor en bollería o bizcochos y se dice que en
la Edad Media ya la bebían pastores y lecheras pero fue en siglos mas tarde cuando pasó a ser una bebida de moda en grandes ciudades.
A día de hoy lo que se vende como Buttermilk es leche desnatada
fermentada con estreptococos que producen una transformación de la lactosa en ácido láctico
pasando posteriormente a ser tratada con calor para detener la acción bacteriana y
frenar la fermentación.

Con un litro de nata conseguí medio litro de Buttermilk y medio kilo de mantequilla y os puedo asegurar que la mantequilla casera es una delicia en el paladar.

Bicos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...